lunes, 1 de agosto de 2016

Gestos y sensibilidades









Foto tomada de internet 

 
                Me llaman la atención algunas mujeres que se llaman feministas y les parece que tener un gesto femenino es casi un delito. El hecho de mostrar alguna sensibilidad  de ternura o cualquier  otra cualidad que pueda atraer o serle grata al hombre.
                Considero que más que defender los derechos de la mujer, lo que ponen de manifiesto es un odio cerval al hombre,  cayendo en los mismos vicios que ha ostentado éste hombre anteriormente en los casos llamados "machistas", pero además lo  expresan con mucha inquina.
                No comprendo que si lo correcto es conseguir que las personas, todas las personas, tengan los mismos derechos, ¿por qué ese empeño en tratar de anular al hombre no reconociéndole el más mínimo valor?
                Quien se porte mal o defienda posturas de dominio o anulación, cualquiera que sea su condición sexual, merece reprobación general, pero no se puede generalizar.
                Defiendo a las mujeres, y a los hombres, que se preocupan y luchan por la igualdad de derechos pero me opongo a que cada cual no pueda manifestar cualidades que son propias  y particulares, independientemente de la personal situación sexual.
PSM, 25.04.2016

miércoles, 1 de junio de 2016

La infancia








LA INFANCIA


                        El niño debe ser feliz, merece una preciosa infancia llena de dichas porque el niño (como debieran ser todos los niños) no tiene conciencia de los problemas que existen ahí mismo, más cerca de lo que pudiera imaginar. .  La niñez debiera ser la etapa  básica de la vida (aunque todas las demás también tengan sus propios valores), pues en ella se van haciendo las bases del adulto feliz, responsable que podrá hacer feliz a otras personas y ser ,¿por qué no? también útil a la sociedad.
                        Sin embargo, sin necesidad de irse a los lamentables  espacios del tercer mundo,  en torno nuestro, conviviendo casi con nosotros, existen niños desgraciados que los factores más negativos posibles les marcan desde pequeños: marginación, abandono, explotación  en su sentido más amplio, falta de acceso a la educación, despreocupación de una sociedad egoísta y consumista que en connivencia con una administración irresponsable, les arrebata "esa niñez" a la que tienen derecho, impidiéndoles cualquier derecho a una realización integral como persona.
                        Quienes ya tenemos cumplidas bastantes décadas vimos en su día otra manera de hurtar a los niños su infancia. Es verdad que las grandes lacras actuales: droga, pederastia, guerras en las que se recluta a los niños, etc., no eran conocidas, o al menos no tenían la fuerza y la influencia actual, pero los niños cuando apenas levantaban unos palmos del suelo ya eran destinados al trabajo, a veces de forma denigrante en labores que físicamente no podían por sus débiles fuerzas o por tener que cumplir jornadas interminables con una  alimentación precaria y una higiene deficiente, soportando las inclemencias del tiempo y la tiranía de los jefes, casi dueños, (en muchas ocasiones, sus  propios padres), que les sometían a tremendas represiones, llegando incluso al castigo físico, sustrayéndoles la infancia totalmente. Éstos, o muchos de éstos niños, no disfrutaban de un día de fiesta, ni de la celebración de su onomástica o cumpleaños. No tenían juguetes ni nada que se le pareciese y, lo más lamentable: nadie les daba un beso o les hacía una caricia, o les decía te quiero.
                        Creo que la infancia es una etapa (como todas las del ser humano), totalmente irrenunciable, de la que nadie puede ser privado porque aun siendo adultos deberíamos tener a mano, en nuestro interior, la candidez e ingenuidad del niño que fuimos para quitar un poco de maldad a este mundo.
Creado el 17.01.2013
Autor-propietario:
José Teodoro Pérez Gómez

viernes, 27 de febrero de 2015

Únicas armas permitidas



          
Ilustraciones tomadas de internet


  Ante la responsabilidad humana de los gobernantes de ciertos países
que propugnan la guerra para resolver los conflictos entre los estados  
utilizando para ello terribles armas,
            Ante el terrorismo de cualquier tendencia defendido por fanàticos
diabólicos,
            Ante los defensores de las armas en general, p r o p o n g o:
           
            * Que todo el armamento militar se transforme en material para construir máquinas que ayuden a las personas a hacer sus trabajos y contribuyan al progreso; infraestructuras para levantar fábricas, talleres y otros elementos de
utilidad
           
            * Que las políticas bélicas se conviertan en mensajes de paz.

            *Que las fábricas de armas se conviertan en tahonas, laboratorios,
            escuelas, viviendas...

            * Que los barcos de guerra, lo aviones destinados al transporte y
lanzamiento de material de destrucción masiva, los carros de combate y el
resto de elementos de guerra se transformen en medios de transporte para llevar alimentos, material de formación, sanitarios y de progreso a las zonas deprimidas del mundo.

            Que quien se echa un fusil a la cara lo cambie por un abrazo
convirtiendo a su rival en un amigo con quien compartir y colaborar.

            Que nadie mueva un dedo a favor y uso de las armas.

            Que las únicas armas permitidas y usadas sean la palabra, la voluntad 
para entenderse, la solidaridad y la mano tendida como una fórmula de acercamiento entre las personas y los pueblos como prueba de amistad y colaboración eludiendo toda ocasión que pueda implicar enfrentamiento.
Creado el18.04.2013
 Autor-propietario:
José Teodoro Pérez Gómez

sábado, 3 de enero de 2015

COMPLEJIAD DE LAS RELACIONES HUMANAS





Imagen tomada de internet

 

            Las relaciones humanas son muy complejas. Las personas en todas las etapas de sus vidas establecen contactos de la más diversa índole según el lugar y la situación en que se encuentren en cada momento. Así puede hablarse del ambiente familiar nuclear y del más amplio de los demás familiares; del ambiente escolar en sus distintas etapas; el de los compañeros en el lugar de trabajo, o del club, o del gimnasio,  o de la tertulia, etc., a lo que hay que añadir un grupo mas o menos reducido de amistades cercanas.
            Pero es en el  campo del amor donde las atracciones llegan a tener una fuerza particular. Llegados a una edad, solemos elegir pareja con la noble intención de compartir con ella el resto de la vida ante un proyecto común para formar una familia  y compartir inquietudes tratando de tener el menor número  posible de diferencias dando respuesta adecuada a la educación de los hijos, a las aficiones, disfrute del ocio,  y encauzando la vida sexual de una forma particular y exclusiva.
            Sin embargo, estas últimas buenas intenciones, no siempre salen adelante por varias razones: falta de entendimiento, la no disposición a hacer renuncias a favor de la pareja o algo  relativamente frecuente: la aparición de una tercera persona en escena que acaba por romper la pareja, lo cual aunque de algún modo beneficie a uno de los componentes, siempre trae problemas para los hijos y sensación de fracaso para el otro, además de, seguramente también dificultades económicas.
            Existe otra modalidad, en la que a tercera persona se convierte en la figura del/la  amante, con papel clandestino que, aunque es un elemento que causa infidelidad en la pareja, no la destruye aunque los implicados tengan que estar siempre ojo avizor para no ser descubiertos, porque ello supondría una catástrofe en la pareja. Aunque también se dan casos de permisividad solapada o tácita por parte del/la ofendido/a, sobre todo en la mujer y particularmente por razones económicas que le llevan a aceptar una situación infumable.
             Pero hay otro supuesto más, en el tipo de conexiones entre personas comprometidas como parejas. Es el de la atracción de dos personas de parejas distintas que mantienen una relación cercana pero sin contacto físico que se relacionan virtualmente gracias a los nuevos medios de comunicación porque de otro modo no pueden hacerlo.  Es una situación, ya hoy frecuente, pero no por ello deja de ser atípica, aunque en cierta forma tiene su propia esencia y el valor, la intensidad y la calidad que los interesados quieran darle.
            Es una situación romántica más que nada, donde los implicados solo pretenden una comunicación sui generis, sin compromiso y a pesar de ello no exenta de cierto matiz sensual con componente erótico, sin dar un paso definitivo quizá por las ataduras personales y por temor a dar un paso más que a ninguno de los dos posiblemente convenga.
            Con la aparición de las nuevas tecnologías para la comunicación  se ha puesto a mano la posibilidad de intercambio  de ideas de todo tipo, entre ellas las relacionadas con las atracciones personales; tanto es así que muchas personas se han visto y siguen viéndose en supuestos en los que han tenido que tomar una decisión que casi siempre termina rompiendo su compromiso con la persona con quien comparte la vida para lanzarse a una aventura, en gran parte desconocida, cuyo final no siempre responde  a las perspectivas vislumbradas a través de los nuevos medios, lo cual, demuestra cómo el ser humano se muestra un tanto irresponsable en muchas de sus actuaciones por no prever   consecuencias impensables que terminan ocasionándole grandes frustraciones.
Creada el 09.02.2014
Autor-propietario:
José Teodoro Pérez Gómez