lunes, 1 de agosto de 2016

Gestos y sensibilidades









Foto tomada de internet 

 
                Me llaman la atención algunas mujeres que se llaman feministas y les parece que tener un gesto femenino es casi un delito. El hecho de mostrar alguna sensibilidad  de ternura o cualquier  otra cualidad que pueda atraer o serle grata al hombre.
                Considero que más que defender los derechos de la mujer, lo que ponen de manifiesto es un odio cerval al hombre,  cayendo en los mismos vicios que ha ostentado éste hombre anteriormente en los casos llamados "machistas", pero además lo  expresan con mucha inquina.
                No comprendo que si lo correcto es conseguir que las personas, todas las personas, tengan los mismos derechos, ¿por qué ese empeño en tratar de anular al hombre no reconociéndole el más mínimo valor?
                Quien se porte mal o defienda posturas de dominio o anulación, cualquiera que sea su condición sexual, merece reprobación general, pero no se puede generalizar.
                Defiendo a las mujeres, y a los hombres, que se preocupan y luchan por la igualdad de derechos pero me opongo a que cada cual no pueda manifestar cualidades que son propias  y particulares, independientemente de la personal situación sexual.
PSM, 25.04.2016

5 comentarios:

  1. hola, J Teodoro.

    No tengo costumbre de pasar por este blog y como hoy he visto que no has actualizado el otro, he decidido entrar en este.

    Comparto lo que dices en esta entrada. No se puede generalizar por igual. Lo mismo hombres que mujeres hay para todos los gustos y de pensamientos diferentes. Yo, particularmente soy de las de antes... Me gusta todo lo que está bien... Quiero decir que cada uno defienda sus derechos, pero con respeto y educación hacia los demás. Pienso que las mujeres estamos hechas para una cosa y los hombres para otra y todos tenemos derecho a ser escuchados y respetados.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué te puedo decir, Piedad? Estoy de acuerdo con lo que dices y lo suscribo. Somos seres humanos con nuestras coincidencias y nuestras diferencias que deben se complementarias y no opuestas. Tenemos los mismos derechos, pero eso sí, cada uno dentro de la complementariedad y la colaboración, necesitamos un poco de espacio propio sin invadir otros espacios.
      Feliz fin de semana
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Es que los extremos no son buenos,ni era bueno el machismo ni es bueno el feminismo tomado al extremo,lo ideal sería que ya no nos considerarámos por el genero sino que fueramos lo que somos humanos,que el femicidio no sea más importante que el homicidio que una muerte sea muerte,y que el maltrato a quien sea esté mal visto,porque hay hombres que sufren maltrato,está muy de moda anular al hombre,lo se el hombre anuló a la mujer y en algunas culturas aun lo hace,pero si ya pasamos eso las mujeres deberíamos conseguir igualdad solo eso,respeto pero respetando al otro,nunca será bueno que la balanza esté en un solo lado,el equilibrio es lo necesario,espero que un día alcancemos el equilibrio justo,y que cada persona sea vista como persona y que su sexo no amrque diferencias ni desuna.Que tenga buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy de las mujeres de antes y le juro que muchas de las de ahora me critican por serlo,pero tengo derecho a ser como yo desee,ser femenina,ser mamá por sobre todo no me hace menos mujer ni me convierte en alguien sin personalidad ni fortalezas.

      Eliminar
    2. Hola, Hada Sol. Sé bienvenida a este blog.
      Me ha gustado mucho tu reflexión (perdona el tuteo, pero creo que es más cercano).
      Por supuesto que cualquier manifestación que vaya en el sentido de confirmar la hegemonía de uno u otro sexo, debe ser rechazada. No se trata de anular al otro, sino de conquistar el propio espacio respetando el del otro.
      Y, es verdad, cada cual tenemos derecho a ser como nos gusta ser, sin molestar a nadie.
      Gracias por tu visita y tu comentario.
      Feliz fin de semana.
      Saludos cordiales

      Eliminar